Comunicación del 15-12-2020

Sufrimiento. Rostro de mujer rubia con el rimel corrido por las lagrimas

ORACIÓN (Daniel)

Padre, Madre, Gran Espíritu,  te damos gracias por la bendición de este día, y por la bendición de poder estar reunidos ante tu presencia. Te pedimos humildemente, de corazón, que envíes a tus mensajeros de paz, de amor, de sanación, de esperanza y de sabiduría, para que nos acompañen y nos utilicen como instrumento para poder crear el poder necesario para servirte, y así aumentar la vibración, no solamente nuestra, sino de todo el planeta, ayudando a elevar la consciencia y ayudando a ser luz para aquellos que, como nosotros, están encarnados, así como para aquellos desencarnados que también necesitan del consuelo del amor.

Nos ponemos a tu servicio; al servicio de tus mensajero, sin ninguna pretensión, tan solo con la intención de servir a través del amor. Amén.

Todos.- Amén.

Queridos,

Me es muy grato estar entre vosotros nuevamente. Realmente esta reunión es para mí un festejo. Si bien hay en el ambiente un cierto aura de preocupación en la mayoría de vosotros, recordad que es conveniente dejar de lado todos aquellos problemas y aquellas situaciones cotidianas que ocupan nuestra mente y crear un entorno sagrado, libre de todo aquello que es mundano. Sabemos que es difícil; conocemos las vicisitudes de caminar por el planeta. De verdad esta reunión es para todos un regalo tanto para vosotros como para nosotros: una oportunidad de conectar con la parte más elevada del Ser, ese Ser maravilloso que yace en lo profundo de la materia de la carne; ese Ser que se identifica con lo que verdaderamente es divinidad.

Estaba atento escuchando vuestra conversación. Sabéis que realmente el miedo es un gran obstáculo en el desarrollo. El miedo conecta con los fantasmas de la mente. Por supuesto que hay que tener precaución; sería insensato no ser precavido. Pero el miedo lo que hace es alejaros de vuestra verdadera esencia como entidad, como entidades espirituales que sois. El hecho de esta andadura por el planeta Tierra es una elección desde el libre albedrío, elección de vuestra alma y todo lo que os acontece son oportunidades para evolucionar, para aprender, comprender, incluso aquellas experiencias que reconocéis como desgracias desde el punto de vista espiritual no son tales, solo aprendizajes, guías de enseñanza, formas de entrenamiento para la iluminación del alma.

Disculpad la interrupción, pero la mente del instrumento es poderosa e insistente. Curiosamente, uno de los inconvenientes con el que nos encontramos es su miedo a no ser fiel a la verdad. Justamente es el miedo lo que entorpece que la verdad pueda ser manifestada, al menos la verdad como nosotros la comprendemos.

Asimismo, notamos que vuestras mentes, especialmente en este día, están muy inquietas. Poco a poco, a través de esta reunión entre las dos orillas, vamos cambiando la vibración hacia un estado de mayor serenidad. Recordad que allá donde hay amor no tiene lugar el miedo. Esta reunión está basada en el amor, en el servicio, en el deseo de comprender, de mejorar, de evolucionar, de crecer y de servir, pues es algo común en todos vosotros, así como es nuestra bandera entre nosotros.

Hoy no habéis escogido un tema en particular. Si bien he aprovechado los comentarios del instrumento sobre el miedo, decidme: ¿qué aspectos os gustaría desarrollar?

J.L. – ¿Cómo desarrollar la confianza en nosotros mismos?

Cuando enfocáis la atención en la personita que sois, digo “personita” con todo el respeto y con todo el cariño, entonces es muy posible que os sintáis poca cosa, que os sintáis necesitados, que sintáis que no tenéis la capacidad para abarcar, para conseguir, para manifestar. Pero de verdad os digo que si enfocaseis vuestra atención en vuestra verdadera esencia, en la entidad espiritual que sois y que habéis decidido caminar por el planeta Tierra en estos momentos, cuando comprendáis, sintáis, viváis y sepáis que realmente el cuerpo y la mente son tan solo el vehículo de esa gran consciencia llamada divinidad y que vosotros sois la manifestación individual de esa divinidad, entonces sentiréis que la confianza es plena porque no hay nada que temer, nada os puede suceder. No os confundiréis con los espejismos que esta dimensión aporta a vuestra consciencia.

Y.- cómo pueden las vivencias como la violación o malos tratos o abandono ayudar al alma a crecer?

Realmente son vivencias muy duras, muy dolorosas, tenéis que saber que nadie que viene a este planeta a través de la reencarnación tiene como objetivo dañar al prójimo. Siempre el objetivo principal es mostrar amor, mostrar respeto, ayudar y servir al otro, pero hay almas que están erradas, hay almas cuyo grado de evolución todavía tiene mucho camino por delante que recorrer y es por ello que cometen acciones equívocas, acciones que están regidas por el ego, que están regidas por la materia, cuando alguien sufre uno de estos acontecimientos tan dolorosos es también al mismo tiempo una oportunidad para practicar el perdón, para practicar el amor, para practicar el respeto por uno mismo, nada ocurre por casualidad y muchas veces somos nosotros mismos los que creamos esa realidad, los que creamos esa oportunidad. Sé que es difícil de comprender, y aunque he dicho que muchas veces somos nosotros los que creamos esa oportunidad, es la realidad; la verdad es que no es muchas veces, no, ¡siempre! Todo forma parte de un gran entramado de manifestación.

Y.- Gracias

¿Hay algo que te inquieta en mi respuesta?

Y.- No. Me cuesta entenderlo, nada más. ¡Desde mi mente humana me cuesta!

¿Qué es lo que te cuesta?

Y.- ¿Cómo alguien puede planificar o crear el vivir esas situaciones?

Realmente no es que se planifique, sino que se crea la posibilidad debido a nuestro pensamiento, debido a nuestra vibración, debido a nuestra falta de confianza, debido a nuestro miedo, debido a múltiples circunstancias. Al final, el conjunto de todos esos factores producen esa posibilidad y cuando esta ocurre, a nivel del Espíritu es tan solo una prueba, una experiencia más. Pero recuerda que todo lo malo pasa; también todo lo bueno pasa. Realmente no hay bueno ni malo, tan solo son conceptos que se manifiestan en vuestro plano, un plano que es dual. En la realidad del espíritu, tal dualidad NO existe.

Y.- ¿Cómo puede un bebé o un niño pequeño crear eso?

Un bebé, un niño pequeño no crea eso, pero recuerda que el cuerpo es el vehículo del alma. El alma no viene al planeta Tierra virgen; trae consigo una carga.

¡Nadie está destinado a sufrir! ¡Nadie está destinado a ser privado de su libertad! ¡Nadie está destinado a cometer un crimen! Todo ello es fruto del libre albedrío, y cuando el libre albedrío está regido, no por el amor, no por la justicia, no por la ecuanimidad, entonces, es cuando esos errores suceden.

E.- ¿Y vosotros solo observáis? Porque las almas que han venido, con esa carga, hacen daño a su alrededor. ¿No podéis intervenir? ¿Y dirigirlas para que encuentren un camino que no sea de hacer sufrir a los demás? A mí eso me resulta muy difícil también de entender, porque si cada uno tenemos un guía, o varios, y nos dirigimos en nuestro camino hacia la búsqueda de la verdad, ¿por qué no… no… no podéis intervenir en las almas de esas personas que están haciendo daño y hacen sufrir a otras?

Hermanita, tú tienes hijos. Ciando tus hijos iban al colegio, cuándo tus hijos tenían deberes, ¿les ayudabas si podías o les hacías directamente los deberes?

E.- De todo…

¿Les hacías los deberes?

E.- A veces

¿Y eso les ayudaba, realmente, en el fondo?

E.- En el momento a lo mejor sí, a la larga, a lo mejor no.

¡Um! ¡Me contestas con largas cuando sabes la verdad!

Nosotros claro que estamos ahí y no es cierto que simplemente observemos, también tratamos de inspiraros, tratamos de reconduciros, tratamos de que comprendáis cuál es el mejor camino, cuál es la opción más correcta; no obstante vuestro libre albedrío es el que os da el derecho a escoger y os da el derecho a equivocaros. No podemos vivir vuestra vida, no la podemos vivir nosotros por vosotros, las pruebas del camino son elecciones libres que habéis realizado; incluso el destino. La determinación, como tal, nosotros no consideramos que exista; de hecho, ese destino es un proyecto que habéis planificado como almas y, por supuesto, siempre es un destino potencial, puesto que está basado en el resultado de vuestro libre albedrío, de vuestras acciones. ¿No crees que es justo de esta manera?

E.- Yo creo que podríais intervenir un poco más, sobre todo para ayudar a hacer el bien.

Siempre, siempre que nos pedís ayuda estamos ahí, pero muchas veces la ayuda que recibís no es en la forma que esperáis. Por supuesto, que nuestra intención es hacer el bien y ayudar a que el bien, a que la justicia, a que la ecuanimidad, estén presentes en vuestros días; no obstante nosotros no podemos obligaros a realizar nada en contra de vuestra voluntad, por errónea que sea esa acción.

De acuerdo, no te convenzo, pero no es mi intención, tan solo expreso mi sentir desde mi experiencia y por supuesto que no pretendo tener en absoluto ninguna verdad, mucho menos todavía… me queda mucho recorrido en la eternidad para ser alguien un poco conocedor, un poco conocedor. No pretendo ser un sabio. No aceptes mis palabras si contigo no resuenan. ¡Para nada! Acepta siempre aquello que en tu fuero interno comprendes que es cierto, mas mis palabras déjalas en un rincón; quizás mañana, pasado, dentro de unos años, entonces resuenen en ti de forma distinta, pero sé fiel a ti misma, a tu sentir, y obra en consecuencia.

E.- Así lo intento hacer. Gracias

¿Sabéis que existen almas que vienen a este umbral llamado Tierra sabiendo que son muchas las dificultades que les han de acontecer? No obstante comprenden que sacrificarse de esa manera es también una oportunidad para los otros, de

expresar su capacidad de amor, capacidad de servicio, su empatía, su compasión. Y pese a lo duro de la encarnación, aceptan ese reto y,  al fin y al cabo, esas víctimas entre comillas, son grandes maestros del amor que os dan la oportunidad de crecer… ¡a través del amor precisamente!

Si evitásemos desde el plano espiritual cualquier injusticia, cualquier problema, entonces también os estaríamos privando de poner justicia allí donde no la hay, de llevar luz allá donde hay oscuridad, de amar a aquel que más lo necesita.

Precisamente el planeta Tierra es, permitidme la expresión, una especie de

campo de experimentación; experimentación en el buen sentido, no a nivel de laboratorio,  sino un lugar donde se pueden poner a prueba las facultades del alma, y puede, a través de la conquista de los diferentes retos, llegar a mayores niveles de iluminación.

El paso por la tierra es duro, pero es la elección que habéis realizado. Podríais haber ido a otros lugares, a otros universos, lugares que son mucho, mucho, mucho más gratos que la tierra; no obstante, es vuestra elección; comprendiendo esto, es importante hacer el ejercicio de alejarnos de la queja por las diferentes circunstancias que vivamos, que contemplemos, que acontezcan en nuestro entorno, en el planeta; salgamos de la queja y pasemos a la acción;  la acción siempre basada en el amor, basada en el servicio.

Preguntad lo que deseéis, no por eso vamos a pensar que sois pesados; os

contestaremos humildemente, desde nuestra comprensión.

Es importante también que desarrolléis vuestra filosofía interna y, por ejemplo, si alguna de mis palabras no coincide con vuestra forma de pensar, es totalmente lícito que afirméis: no pienso así, no lo creo, no estoy de acuerdo; pero no os quedéis en la negación porque entonces no estáis haciéndole un favor a vuestra alma. Desarrollad vuestra idea de forma interna, meditad, escribid sobre ello, reflexionad en profundidad: ¿por qué no estoy de acuerdo?

¿Cuáles son mis argumentos? Y de esta forma, cada vez más y más, llegareis a una comprensión más profunda.

E.- Si hemos decidido venir aquí como almas por algún motivo, ¿cómo podemos saber si hemos cumplido lo que queríamos hacer? ¿Cuando nos muramos? ¿Cuando trascendamos?

Si estás en este plano y cada acto que efectúas lo haces desde el corazón, si tienes presente el ser espiritual que eres, la representación de la divinidad en este plano, si cada vez que encuentras a un hermano, a una hermana que necesita, y tú estás ahí para ayudarles, cuando no eres egoísta, sino que vibras en compasión, en empatía, entonces, te aseguro que ya estás cumpliendo con tu misión en este planeta.

Con respecto a algún objetivo concreto que como alma tengas, como tú bien has dicho, querida hermanita, cuando sea el momento de trascender, cuando sea el momento de deshacerte de estos ropajes llamados cuerpo y mente, entonces sabrás cuan cerca has estado de realizar tu objetivo, o si lo has superado con creces. Mientras tanto, hasta que llegue ese momento, que esa incertidumbre te sirva de estímulo, para seguir actuando desde un corazón bondadoso.

Si no fuese importante y adecuado borrar la memoria del alma mientras estáis pasando por este planeta, entonces ten por seguro, hermanita, que el Gran Arquitecto no lo hubiese así estipulado.

Os doy gracias por la oportunidad que me habéis dado de expresarme y de compartir estos momentos con vosotros. Quedad en paz.

Todos.- Gracias

E.-Y te esperamos siempre.

¿Te gustó este artículo? Siéntete libre de compartirlo con tus seres importantes, valorarlo y dejarnos tus comentarios...

Facebook
Twitter
LinkedIn

Valoraciones

5,0
Valorado con 5,0 de 5
5,0 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)
Excelente100%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi newsletter y te tendré informado de todas las novedades, inicio de talleres, etc.

*Información requerida

Daniel Chumillas (Medicus Almae) usará la información aportada en este formulario para facilitarte información de próximas convocatorias una vez que seleccione la opción "Email".

Su información nunca será facilitada a terceros y está bajo el amparo de la ley de protección de datos. Tiene en todo momento el derecho a desuscribirse a través del enlace proporcionado o contactando por eMail con medicusalmae@danielchumillas.com

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Leer más acerca de la política de privacidad de Mailchimp.

Intuit Mailchimp

Dime qué te ha parecido este artículo